Calle Real, 61, 23400 Úbeda, Jaén

Palacio de los Medinilla S.XVII

Fue construido en estilo manierista por don Juan de Medinilla en 1627, aunque también se diferencian algunos elementos barrocos. El edificio se dispone en torno a un patio porticado de columnas sobre pedestales, con galerías adinteladas.La fachada de dos cuerpos está realizada en sillería de arenisca. La parte inferior descansa sobre un gran zócalo sobre el que se abren pequeñas ventanas rectangulares debajo de los vanos superiores. Aún conserva las argollas de forja para sujetar caballos. La portada, que está compuesta por un arco de medio punto con gran dovelaje castellano de tradición plateresca, aparece flanqueada por pilastras sobre pedestales.

El cuerpo superior está presidido por una ventana con reja de forja, rodeada en sus laterales por los escudos de los fundadores del palacio. En el lugar más importante de la fachada, en el flanco izquierdo, se superpone el emblema de María Javiera Toledo y Tavira, ya que esta casa fue construida en el solar de los Peñuelas, sus antepasados, aunque también lo eran los Narváez, Chirino, Molina, todos descendientes de judíos. Un escudo de la construcción anterior se atisba en una de las esquinas. A la derecha está el escudo de armas don Jerónimo Antonio de Medinilla, que presenta las armas primitivas de su casa, tres bandas, a las que se ha añadido un castillo otorgado por el rey don Alfonso XI a un antepasado suyo, Pedro Martínez de Medinilla tras librarlo de una muerte segura. Este hecho, además, le valió su nombramiento como Ballestero Mayor del Reino. A ambos lados de la ventana enrejada y los escudos se alternan las ventanas rematadas con frontones partidos y balcones con frontones curvos, elementos propios del barroco.

Su interior se articula entorno a un patio porticadado de columnas de mármol, sobre pedestales, aún conserva la balaustrada de madera de las galerías superiores.

Actualmente es de uso privado y lo alquilan para eventos. Como curiosidad señalar que en los años 70 tuvo un propietario muy singular, un ex -agente de la CIA.

Los actuales propietarios conservan el palacio en muy buen estado, lo ofrecen para eventos y celebraciones.